Ven a Fantasy park y celebra tu cumpleaños!!

93 780 28 34 / 636 037 902
18Nov 2016

Como cuidar a los niños, cuando llega el frío.

Después de un verano bastante largo, ya teníamos ganas de frío. De disfrutar de un otoño y un invierno como debería ser. Pero con la llegada del frío, no solo los niños se resfrían más, también existen otros riesgos que debemos tomar en cuenta para evitar que nuestros peques sufran de algún accidente.  

Uno de los riesgos más presentes en esta época del año, son las quemaduras a causa de los sistemas de calefacción, los braseros, radiadores eléctricos, estufas o chimeneas. Es recomendable mantener estos sistemas de calor, fuera del alcance de los niños y tenerlos vigilados para asegurar su buen funcionamiento.  ¡Ojo con colocar las sábanas, cojines, fundas, peluches y más a las estufas de gas o chimeneas!

La hora de la ducha

Aunque también parezca tontería, debemos estar al pendiente de la temperatura del agua, sobre todo para los más pequeños para evitar que se quemen con el agua a la hora de ducharlos o bien poner atención a los grifos ardiendo que de vez en cuando nos algunos sustos.

Otra técnica que pueden hacer y que va muy bien a la hora de la ducha para evitar resfriados, es atemperar el cuarto de baño antes, durante o después de meterlos a la ducha

Ventanas abiertas

Aunque no nos parezca del todo confortable porque se escapa el calorcito de casa, en invierno también debemos abrir un rato las ventanas, es importante que mantengamos nuestra casa ventilada y minimizar los riesgo de infección cuando el virus de la gripe ronda por casa para evitar tanto contagio. Una situación de la que no nos escapamos cuando tenemos niños en casa!!!

Cuidado con el abrigo excesivo por la noche

Sabemos que a la mayoría en invierno nos gusta dormir calientitos, sin embargo el excesivo abrigo por la noche tanto en niños como en los bebés no es muy recomendable. En el caso de los bebés el que tenga demasiado calor puede llevar al síndrome de muerte súbita o el exceso de sábanas y colchas sueltas, aumenta el riesgo de asfixie si el bebé queda atrapado.

En el caso de los niños el exceso de sudoración, además de ser incómodo, irrumpe su calidad de sueño porque el peque se despierta bañado en sudor y los cambios de temperatura pueden llevarlos a un resfriado. Hay que recordar que tanto los niños como los bebés tiene una temperatura corporal mayor que nosotros, debido a su etapa de crecimiento y su metabolismo es más activo.

“Lo ideal es mantener su habitación con una temperatura suave y agradable”

 

Así que ya lo sabéis, estar atentos a estos pequeños consejos de invierno, aunque nosotros sabemos que vosotros ya lo hacéis genial. Y recuerda, en esta época de frío o días lluviosos, ponemos a vuestra disposición nuestras instalaciones para celebrar tus fiestas de cumpleaños infantiles o pasar una tarde divertidísima en nuestro parque infantil, con instalaciones y actividades pensadas para tu peque, mientras tu te tomas un café y nosotros nos encargamos de todo. ¡En Fantasy Park disfruta toda la familia!

Comentarios: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *