Ven a Fantasy park y celebra tu cumpleaños!!

93 780 28 34 / 636 037 902
19Mar 2018

No hay mejor parque de aventuras y juegos que mi papá!

Tal vez ya sea hora de reconocer todo lo que ha hecho por mí y por mi familia MI PADRE.

Se pasaba muchas horas al día trabajando, día tras día para darnos todo lo que necesitábamos económicamente hablando, pero lo único a lo que realmente le dábamos valor  era a esas inmensas ganas de jugar con nosotras cada día. Dicen, y creo que es cierto, que no importa la cantidad del tiempo que pases junto a alguien que quieres si ese tiempo es de calidad, es divertido te hace feliz y te llena de amor.

El mejor día de la semana sin duda en nuestra casa era el domingo, levantarse con nuestro padre e ir al parque a jugar. Al acabar nos llevaba a tomar un refresco, nos hacía sentirnos importantes, él hubiera podido pasar la mañana del domingo conversando con cualquier adulto ,familiar o amigo pero nos elegía a nosotras, para escucharnos y comprendernos y para contarnos sus historias también.

Al llegar a casa  comíamos paella, y después nos pasábamos la tarde jugando con mi padre, a guerra de cosquillas, al escondite, el juego era lo de menos la diversión estaba asegurada. Jamás noté el cansancio en él, jamás ha dejado de hacernos  reír, jamás ha dejado de darnos cariño.

No hay ningún juguete maravilloso por caro que sea, ningún chikipark ni piscinas de bolas, ni helado de chocolate inmenso que pueda compararse a una tarde de juegos con tu padre.

En alguna fiesta de cumpleaños de amigos de clase, era capaz de colarse en la piscina de bolas, tirarse por el tobogán con nosotras .. Mi padre nunca ha dejado de ser un niño, un niño grande, con responsabilidades pero un niño al fin y al cabo.

Los juegos en familia, son algo que queda en nuestra memoria por muchos años a lo largo de nuestra vida. Tu padre que todo lo sabe y todo lo arregla, que es tu héroe te descubre el mundo a través de sus ojos. Hace que te sientas segura, que te protege de todo mal , es tu primer mejor amigo. Además hace todo esto sin esperar nada a cambio, solo porque tiene amor  para dar a raudales.

 

Con la llegada de la adolescencia, dejas de ir a parques infantiles, dejas de jugar porque consideras que lo importante  es madurar y buscar un príncipe azul con quien compartir tu vida, cuando en realidad te das cuenta de que tu príncipe azul lo tenías en casa, es tu padre.

Jamás ningún hombre te querrá, te valorará, te respetará y te cuidará, tanto como él.

Me siento muy afortunada de tener la familia que tengo, y hoy en especial quiero darle las gracias a mi héroe, mi padre. Ahora además de ser mi padre, es el abuelo de mis hijos, con los que juega casi con la misma energía con la que jugaba con nosotras, y mis  hijos juegan con él sin ser conscientes de lo afortunados que son y del recuerdo tan bonito que tendrán de él a lo largo de su vida.

Si  pudiera pedir un deseo sería poder caminar toda mi vida de la mano junto a mis padres, como siempre hacíamos, sentir que junto a ellos nada malo puede suceder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *